miércoles, 2 de diciembre de 2009

Como Armstrong en la luna.

No sé que tanto había bebido. Lo que si recuerdo es cuanto deseaba abrazarle, y ese anhelo me mantenía lo suficientemente sobrio, para que una vez dentro de la tienda pudiera distinguir fácilmente su aliento dulce dormitando a un costado mío. Cerré mis ojos. Soñaba con la inmensidad que nos envolvía desde fuera, ese oleaje pronunciado, los vientos marinos, cosmos de sal y humedad, el cielo más hermoso del que jamás fui testigo, con su nebulosa de orion y su cúmulo de trapecio... había tratado de ganarme su atención enunciándole todas las constelaciones que recordaba, solo para tener su mirada en dirección de la mia, y estuve a punto de decirle cuanto le amaba, aun más que todo lo que conocía, y que era así desde aquellas tardes de academia, en el milsetecientos veintitántos... decirle que algo en mí, me decía que sería el gran pulsar de mi vida... me dejé hundir, sus manos eran un cardumen sobre mi cuerpo y ahí en la arena, en la oscuridad, nos perdimos sin decir nada.

Por la mañana recordé que había yo ya conocido su dulzura, pero ¿Habría sido un sueño? Incrédulo y confundido fui alcanzado por sus ojos brillantes, y con una sonrisa de cómplice que se medio escondía entre las frazadas, comprendí que ya no estaba solo. Nos besamos como dos adolescentes que recién se descubrían, a escondidas, aprovechando cualquier descuido de nuestros amigos. Esa mañana supe al fin que mi amor era correspondido, no pudo ser más perfecto, ambos lo quisimos, ambos dimos el paso sin adelantos... el camino de regreso fué lo más difícil, me hubiera quedado ahi, en esa playa recóndita corriendo a su lado. Pero no, habríamos de irnos dejando las huellas de nuestros pies, de su cadera y mis rodillas disolviéndose, pero para mí, quedarían como las pisadas de Armstrong en la luna.

De regreso en la eurovan disumuladamente nuestras manos jugaban tras el respaldo y me dije, ¡ahora sé lo que és! Benditos los enamorados, con todo y sus dilemas, con todo y sus corazones rojos y demás cursilerías... bendito.

1 comentario:

þ¤l¢t dijo...

amigui!! que bonito lo que escribiste! T_T