lunes, 7 de abril de 2008

Mañana no es hoy.

Ya no me preguntes más (no oigo),
ya no puedo ni pensar en otra cosa
que no sea tu, sonrisa!
que ya quiero estrenar,
porque apenas y te siento.
Entra en mis dedos, resbalar.

Quiero verte un dia más y platicar,
aunque ayer te vi, igual no importa
porque sólo quiero oir tu voz,
conversar, analizarte o algo más
lo ocasiona mi cerebro
o un sentimiento más.

Cómo sería!
si no puedo respirar si tu me miras,
y hoy no quiero despertar de mi orgía,
de sueños junto a ti en una vida.

Porqué tendría una forma de olvidar la agonía
y a tu lado poder arreglar el día
y no puedo esperar un rato más.

Porque tendría una forma de olvidar si tu me miras
y a tu lado despertar de mi orgía
de estar junto a ti un rato más.

(Se queda infinitamente diminuta esta letra, comparada con lo que me haces sentir -pero me acuerdo mucho de ti al escucharla- porque no existe palabra alguna, nisiquiera entre las más elevadas de este universo que sirva para explicar lo siento, pienso y vivo por ti. Mi alma y mi deseo de permanecer siempre a tu lado-ser y estar solo para ti- son superiores a mí, tu me haces sacar lo más brillante, quiero ser mejor, solo para dártelo... no quiero que acabe.)